psiquiatra murcia adiccion redes sociales adolescentes

Adolescentes y Salud Mental. Redes sociales

En marzo se celebra el Día Mundial del Bienestar Mental de los Adolescentes. La adolescencia es otra etapa clave en el desarrollo humano y para entender este desarrollo debemos conocer dos procesos fundamentales, la maduración entendida como el despliegue biológico potencial del ser humano y también de su aparato psíquico y el aprendizaje, por medio del cual diferentes experiencias pueden generar cambios permanentes en sentimientos, pensamientos y comportamientos. Según las fuentes que consultemos, el periodo de edad que abarca la adolescencia puede variar sutilmente, pero podemos hablar de una pre-adolescencia (11-13 años) y una adolescencia (13-18 años).  El desarrollo abarca distintas esferas, es un desarrollo físico y psíquico, sensorial-perceptual, lingüístico, cognitivo y social.

 

La fase de construcción de la personalidad

En esta etapa resultan especialmente importantes el desarrollo cognitivo y psicosocial, así en los adolescentes acontece la comprensión de reglas sociales y algunas excepciones, el uso de mensajes implícitos y desarrollan su estilo más personal. Son capaces de formular pensamientos abstractos, hipotéticos-deductivos. Para entender su desarrollo psicosocial hay que preguntarse cómo se construye su identidad y valorar qué aspectos condicionan su desarrollo emocional, la asimilación de valores culturales y normas morales y tipología personal. La construcción de la identidad personal y el reconocimiento del sí mismo permite la diferenciación del mundo interno del externo y abre la posibilidad de ser conscientes de nuestros afectos, emociones, pensamientos y conductas y diferenciarlos de los de otros. Yo y otros. La adolescencia es un periodo de terreno fértil para adquirir muchas competencias sociales y emocionales, en la que poder cultivar habilidades sociales y reflexionar sobre la propia personalidad. Es una etapa en la que tanto la familia como los grupos de pares o iguales juegan un papel fundamental en la consecución de objetivos y logros, lo que permite a su vez lograr una mayor confianza en sí mismo, aprendiendo a conocer y gestionar miedos e inseguridades y aumentar la autoestima. Se aprende a relacionarse de forma saludable con otros y a gestionar conflictos de forma constructiva y empática. El autoconocimiento puede ayudar a desarrollar habilidades y pasiones para las que uno tiene una facilidad natural.

psiquiatra murcia adiccion redes sociales adolescentes

Por las características del desarrollo en esta etapa del ciclo vital, los adolescentes resultan ser más proclives a poder padecer algún trastorno mental, siendo los más comunes los cuadros de ansiedad o de alteración del estado de ánimo, trastornos del comportamiento, déficit de atención, trastornos de conducta alimentaria y conductas de riesgo autolesivas o de consumo de tóxicos y adicción a las nuevas tecnologías o redes sociales. Además, el suicidio es la cuarta causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años. Es importante prestar atención por tanto a nuestros jóvenes, pues el hecho de no prevenir o tratar los trastornos de salud mental en ellos puede acarrear importantes consecuencias que pueden extenderse hasta la edad adulta y perjudicar la salud física y mental de la persona y limitar las posibilidades de llevar una vida satisfactoria, plena y próspera en el futuro.

 

Tecnopatías o enfermedades 3.0

 

No hay duda de que las nuevas tecnologías nos hacen la vida más fácil, pero también pueden tener repercusiones sobre nuestra salud física y psíquica. Han cambiado la forma en la que nos comunicamos, nos relacionamos y pasamos el tiempo. Y es que pasamos muchas horas al día conectados a la red, nos volvemos dependientes de las nuevas tecnologías y con ello adoptamos un estilo de vida más sedentario. El hecho de poder quedarnos incomunicados ya sea porque no tenemos acceso a la red, hay pérdida de cobertura o nos quedamos sin batería en nuestros dispositivos electrónicos empieza a generarnos síntomas ansiosos y hace que nos podamos sentir aislados, deseosos del momento de volver a conseguir esa conexión.

psiquiatra murcia adiccion redes sociales adolescentes

Algunos aspectos negativos de las nuevas tecnologías que más puedo ver al ejercer como psiquiatra en Murcia son:

  • Nomofobia, “no mobile-phone phobia”: Miedo excesivo e irracional que suele acompañarse de síntomas ansiosos y obsesivos cuando nos encontramos sin nuestro teléfono móvil. Se ha sugerido que aquellos sujetos con un perfil nomofóbico o de dependencia al teléfono móvil suelen presentar una baja autoestima y escasa autoconfianza, además de un probable déficit de habilidades sociales y de la capacidad de resolución de conflictos.
  • La falta de memoria: El hecho de tener la información al alcance de un solo clic y el saber que podemos consultarla cuantas veces sea necesario y sumado a la sobresaturación de información a la que estamos expuestos, merma la intención y la capacidad de retener y memorizar. La conclusión es clara, cada vez ejercitamos menos la memoria.
  • Síndrome de la vibración fantasma, la llamada o mensaje imaginario: Se refiere a la percepción de la vibración del teléfono móvil cuando en realidad ésta no se ha producido, lo que sugiere un problema de dependencia al móvil.
  • e-ludopatías, e-drugs: La ludopatía es un trastorno de los hábitos y del control de los impulsos en el que la persona siente el impulso irrefrenable y compulsivo de jugar, habitualmente juegos de azar y con el perjuicio de afectar a la vida social, familiar y laboral del sujeto. El juego pasa a ser una necesidad imperiosa, independientemente de los resultados obtenidos. La ludopatía empieza a ser considerada como un problema de salud pública. En el caso la e-ludopatía se añade además la facilidad de acceso y la gran variedad de juegos de azar, a veces también el anonimato, lo que requiere de implementar fuertes medidas para la prevención y protección de los más jóvenes.
  • Cibercondría, la hipocondría moderna que busca obtener respuestas o resolver dudas de tipo sanitario o farmacológico con el Dr.Google. El fácil acceso a la información, la fiabilidad y veracidad de las fuentes de búsqueda consultadas y la capacidad de interpretación de dicha información por el sujeto genera un amplio abanico de posibilidades, desde el cuestionamiento del criterio médico y el autodiagnóstico, al riesgo de abandonar un tratamiento pautado por un facultativo o el riesgo de automedicación.
  • El insomnio tecnológico es un trastorno del sueño relacionado con el uso nocturno de pantallas que afecta a la cantidad y calidad del sueño y que va a depender del tiempo o duración de la exposición a las pantallas y del impacto que tiene la luz azul que emiten las pantallas sobre nuestra fisiología. Recuerda prescindir de las pantallas un par de horas antes de irte a la cama para obtener un sueño de calidad y reparador.

Finalmente, no podemos olvidar los problemas físicos que el uso de las nuevas tecnologías puede acarrear, entre los cuales podemos encontrar problemas auditivos, muchas veces relacionados con el uso de auriculares inalámbricos que con frecuencia se utilizan con volúmenes superiores a los recomendados, pudiendo tener sus efectos en el medio y a largo plazo. El riesgo del daño se relaciona con el tiempo e intensidad de la exposición. El estrés visual o tensión ocular relacionado directamente con el uso de pantallas se manifiesta con síntomas como el lagrimeo, enrojecimiento ocular, sequedad ocular, visión borrosa y/o doble, mareos, cefaleas, hipersensibilidad a la luz, entre otros. Las lesiones de extremidades superiores por adoptar posturas inadecuadas, dolor cervical, tendinitis, síndrome del túnel del carpo, etc. se relacionan con los movimientos repetitivos o presión excesiva y continuada a la que sometemos a ciertas articulaciones y que realizamos al usar los dispositivos electrónicos, la mayoría de las veces sin darnos cuenta y sin ser conscientes de las molestias sufridas hasta que cesa la actividad.

 

Es importante hacer un uso responsable de las tecnologías y las redes sociales. La patología física y psicológica vinculada a este campo es variada y dispar y no está del todo tipificada. La mejor forma de evitar la cronificación de una patología es su prevención.

psiquiatra murcia adiccion redes sociales adolescentes

Redes Sociales y Salud Mental

 

Las redes sociales nos acompañan en nuestro día a día y seguramente tengas más de una red social instalada en tu Smartphone, Tablet u ordenador. ¿Quién no conoce X (anteriormente conocido como Twitter), Instagram, Facebook, Youtube, Whatsapp, Telegram, LinkedIN, Pinterest, etc? Seguramente hasta conoces y usas más si eres de la generación de los nativos digitales. Tal vez crees hacer un uso racional de ellas o simplemente las empleas con fines lúdicos, informativos o laborales, pero lo cierto es que su uso tiene un impacto en nosotros y pueden terminar convirtiéndose en un escaparate, en una trampa, en una fuente de comparación e insatisfacción constante, dependiendo del uso que hagamos de ellas.

La tecnología o las redes sociales no son malas ni buenas en esencia o como tal, sino que esa atribución va a venir determinada y condicionada por el buen o mal uso que hagamos de ellas. Parece que ya no solo somos lo que somos y tenemos, sino también lo que compartimos en redes sociales.

Las redes sociales nos permiten conectar prácticamente con cualquier persona del mundo. Esa comunicación puede generar sentimientos de pertenencia, pero otras veces tiene el efecto opuesto y refuerza los sentimientos de soledad, y es que a veces nos sumergimos tanto en ellas que pareciera que por arte de magia nos tuvieran hipnotizados; nos desvinculamos de los otros y renunciamos y dejamos de implicarnos en otros asuntos. Pero, lo cierto es que a veces ese “estar conectados” nos hace estar más desconectados que nunca, desconectados de nuestros entornos y de nosotros mismos, especialmente cuando no nos permitimos transitar el malestar y las usamos para bloquear o eliminar ese malestar o vacío sentido, a fin de no querer sentir. No te engañes, rara vez funciona a largo plazo. Terminarás teniendo que mirar hacia dentro.

Las redes sociales permiten el intercambio de información entre sus usuarios por medio de distintas modalidades audio-visuales y el contenido publicado o compartido suele ir dirigido a un grupo o sector de población concreto, en función del nicho de mercado y la finalidad perseguida por el creador. Hablar de redes sociales es hablar también a veces de la vulneración de derechos, de dónde están los límites en cuanto a libertad de expresión, el derecho a la intimidad y privacidad de las personas, el derecho de los menores que muchas veces aparecen mostrados, etc.

Como toda industria busca el rédito económico y en este mercado donde pasar el tiempo navegando está al alcance de abrir una aplicación haciendo un simple clic en la pantalla, la gratificación del usuario es instantánea y está prácticamente asegurada y garantizada por el algoritmo y el objetivo de la empresa el de lograr mantener conectados al mayor número posible de personas y visualizar una gran cantidad de anuncios.

psiquiatra murcia adiccion redes sociales adolescentes

El mundo digital y particularmente las redes sociales nos dan un chute fácil y rápido de dopamina al cerebro, de placer efímero e inmediato y de recompensa gratificante al momento, donde el esfuerzo realizado no es más que un simple y triste clic. Con cada clic dejamos el rastro de nuestra huella digital en internet. Como psiquiatra en Murcia he podido comprobar en mis pacientes como esa visualización, ese comentario, ese like es dopamina en estado puro. En cada abrir y cerrar de aplicación hay primicia, descubrimiento, noticia, sorpresa y novedad. Compartimos más frecuentemente nuestra cara más amable y divertida, los momentos de felicidad, belleza o éxito, lo que no siempre se corresponde con la realidad. Todo esto favorece el desarrollo de un comportamiento adictivo, en el que el tiempo de la persona gira alrededor de ellas y con la dificultad añadida particular de que socialmente las RRSS están bien aceptadas e integradas en nuestras vidas y sus efectos o consecuencias perniciosas ni son inmediatas ni graves para la salud, a diferencia de las drogas.

Pese a los efectos nocivos que puede tener el mal uso o uso problemático de las redes sociales o la tecnología, éstas no están reconocidas hasta la fecha como entidades diagnósticas. Ser capaz de postponer la recompensa inmediata que nos ofrecen las redes sociales es todo un reto para la sociedad y generaciones futuras.

psiquiatra murcia adiccion redes sociales adolescentes

En la era digital donde la información emerge continuamente, sin cesar a cada minuto, la infoxicación está a la orden del día. La intoxicación por el exceso de información que recibimos de diario y el bombardeo de noticias incesantes puede resultar abrumador y agotador y llegar a desembocar en problemas de salud mental. Además, poder filtrar y seleccionar la información adecuada se vuelve cada vez más complicado, una ardua tarea.

El mundo digital avanza a pasos agigantados, a un ritmo vertiginoso, tanto que a veces la novedad ya está anticuada. Las reglas del juego van cambiando, vamos camino de la realidad virtual y también de la inteligencia artificial. ¿Superará la ficción a la realidad? El debate está servido.

 

 

Consejos de tu psiquiatra en Murcia para prevenir una posible adicción a las RRSS y mejorar el uso que hacemos de las nuevas tecnologías.

  • Es prioritario establecer un horario de uso de pantallas y cumplirlo. Limita el acceso a las redes sociales.
  • Elige cuidadosamente las cuentas que sigues en redes sociales y cuida el contenido que consumes.
  • Recuerda que lo que ves en RRSS no es una vida al completo, no se corresponde con una realidad total, sino que es la exposición de una simple y pequeña parte de la misma, por tanto, sesgada e idealizada en la mayoría de los casos.
  • Cuida y cultiva el hábito por otros intereses o aficiones alejadas del mundo y ruido tecnológico, procurando dedicarles más tiempo a ellas que al uso de pantallas. Prioriza otras actividades.
  • Apagar el móvil, activar el modo avión, desactivar notificaciones, limitar el uso de datos y tiempo de uso o mantener tu dispositivo alejado y fuera del alcance de tu vista pueden ser opciones válidas mientas estudias o trabajas.
  • ¿Lo primero que haces por la mañana tras despertarte es mirar tu teléfono móvil? Hazte consciente de ese hábito y prueba a sustituirlo por otro. Si tu móvil hace las veces de despertador, podría ser una buena idea hacerse con un despertador analógico.
  • Para prevenir la infoxicación, reserva un tiempo limitado de tu día para actualizarte con las noticias.