psiquiatra en murcia o psicologo

Psiquiatra o Psicólogo ¿Cuál es la diferencia entre un profesional y otro y cómo elegirlo?

En este post os vamos a explicar cuáles son las principales diferencias y semejanzas entre ambos profesionales y cuando se debe acudir a uno u otro, así como qué deberías considerar a la hora de elegirlos.

 

Si te preguntas cuál es la diferencia entre ambos es probable que estés pensando en consultar algún problema de salud mental con un profesional, ya sea para ti mismo, algún familiar o conocido o simplemente has sentido el interés y la curiosidad en conocer los ámbitos de actuación de cada uno.

 

En España, para formarse en Psiquiatría, la persona debe estudiar primero la carrera de Medicina, seis años de universidad, pasar por una preparación y examen MIR lo que en el mejor de los casos supone un año intensivo de preparación casi con total exclusividad y posteriormente especializarse en Psiquiatría. Hasta hace relativamente poco formarse como psiquiatra suponía cuatro años de formación especializada, aunque actualmente dicha formación se ha ampliado a cinco años y además hoy día se puede elegir entre Psiquiatría de Adultos y Psiquiatría Infanto-Juvenil, siendo esta última una de las últimas disciplinas médicas incorporadas a la Formación Sanitaria Especializada. La formación en Psiquiatría está regulada, se rige por un programa formativo determinado en el BOE y es supervisada, adquiriendo el residente mayor nivel de autonomía conforme escala en los años de residencia.

psiquiatra en murcia o psicologo

La psiquiatría por tanto es la rama de la medicina que se ocupa del estudio, prevención, evaluación, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de los problemas de salud mental, así como de realizar recomendaciones de promoción de la salud mental. Dicho así, hay quienes pueden sentir el temor o rechazo ante la idea de acudir a un psiquiatra, pues aún hoy día vemos los profesionales el eco de la huella del estigma en salud mental, pero no es menos cierto que cuando sufres o padeces un dolor o una enfermedad física buscas un médico para encontrar una solución al problema. ¿Por qué no ir entonces al médico si te sientes triste, nervioso, excesivamente angustiado o preocupado? El riesgo de no buscar la ayuda necesaria en un momento concreto puede agravar o cronificar el problema, tanto si hablamos de salud física como si hablamos de salud mental. Y recuerda, no puede haber salud (física) sin salud mental.

Psiquiatra

Un psiquiatra al igual que el psicólogo emplea la palabra como principal herramienta de trabajo a fin de entender y comprender qué te ocurre, qué necesidades tienes y cómo poder ayudarte. A diferencia de lo que muchas personas creen, el psiquiatra no sólo se limita a prescribir tratamiento, de hecho, el plan de tratamiento que suele ser acordado con el paciente o usuario no tiene por qué necesariamente incluir un medicamento; si bien sólo el psiquiatra, como médico que es, puede prescribir medicación a quienes pueden beneficiarse de la misma. No sólo los casos más graves son los que más se van a beneficiar de un tratamiento psicofarmacológico, sino que en los casos leves o moderados la medicación también puede marcar una diferencia importante, de forma que la combinación del tratamiento farmacológico y el abordaje psicoterapéutico puede tener un efecto sinérgico y agilizar el proceso de recuperación de la persona. Además, podemos sospechar de enfermedades físicas que pueden manifestarse o incluso debutar en algunos casos con síntomas mentales y por ello solicitar pruebas complementarias o derivar a otros especialistas.

Psicólogo

Por el contrario, un psicólogo es una persona que estudia la carrera de Psicología, cuatro años de universidad y posteriormente puede desarrollarse en diferentes campos. Uno de los más elegidos por este profesional es el ámbito clínico, para lo cual la única vía de acceso para poder convertirse en Psicólogo Especialista en Psicología Clínica, PEPC, es presentarse al examen PIR y obtener plaza para formarse en un hospital público. Tanto el MIR como el PIR, así como otras pruebas de acceso a la Formación Sanitaria Especializada, -IR, son pruebas nacionales anuales que permiten ordenar a los candidatos o aspirantes para elegir plaza y formarse. La duración de la formación PIR es de cuatro años e igualmente se encuentra reglada y supervisada. Lograr superar el examen PIR es una tarea ardua sobre todo por la escasez de plazas, por ello muchos psicólogos desisten en su empeño tras varias convocatorias al no lograrlo. No obstante, pueden trabajar en el ámbito exclusivamente privado realizando previamente un máster habilitante, el Máster General Sanitario, MGS.

 

Ambas, psiquiatría y psicología clínica, son profesiones muy exigentes en cuanto a formación y vocacionales con una marcada vocación de entrega, servicio y ayuda.

 

Por otro lado, la figura del psicólogo es un perfil profesional en general bastante demandado y obviando el campo de actuación clínico o sanitario previamente mencionado y la alta exigencia formativa requerida, éstos tienen otras múltiples salidas laborales, pudiendo desempeñar su labor en otros ámbitos tales como educación, investigación, recursos humanos, docencia o campo forense o deportivo.

 

A la hora de buscar y elegir un profesional te sugiero que si tienes oportunidad revises donde se formó el especialista, que estudios de postgrado ha realizado, que experiencia clínica tiene en cuanto a ámbitos y lugares de trabajo, así como si cuenta con alguna subespecialidad concreta y más allá del bagaje académico y laboral encuentra a la persona que te transmita atención, empatia y compasión, calidez y humildad, que emane naturalidad, paciencia y curiosidad genuina, con dosis adecuadas y realistas de esperanza y honestidad y con una mirada y enfoque integrativo.

psiquiatra en murcia o psicologo

Finalmente, si estás pensando en solicitar cita con alguno de estos profesionales te facilitamos a continuación algunas recomendaciones generales.

 

  • La solicitud de una cita con un psiquiatra sería recomendable en los casos en los que existe un síntoma claro, definido o establecido que causa malestar significativo, casos en los que estás tomando medicación o aquellos en los que se pueda necesitar tratamiento farmacológico, casos en los que existe una adicción, cambios conductuales o pensamientos de muerte entre otros o casos en los que estás en tratamiento psicoterapéutico sin obtener avances o mejoría.

 

  • La solicitud de cita con un psicólogo en un primer momento estaría recomendada en aquellas situaciones en las que existe un problema de insatisfacción vital o conflictos familiares, de pareja o laboral y en casos de síntomas ansiosos o depresivos leves y poco persistentes que puedan o no complementarse con el apoyo farmacológico.

 

En caso de dudar que profesional puede ser el más indicado, lo más recomendable sería realizar una evaluación en consulta para comprender en profundidad el problema y poder ofrecer un plan individualizado de tratamiento. Dicha evaluación generalmente es realizada por un psiquiatra y te ayudará a decidir qué especialidad es la más adecuada en tu caso concreto, para ello puedes ponerte en contacto con nosotros